Cómo limpiar y cuidar el mármol


El mármol es delicado y necesita cuidados de limpieza especiales. AENEA te cuenta cómo limpiar superficies y objetos de mármol de distintos tipos.

Para evitar dañar el mármol sin darnos cuenta, necesitamos tomar en consideración ciertos  cuidados especiales de limpieza. A continuación, te contamos  cómo limpiar el mármol: desde pisos de mármol blanco hasta baldosas de mármol travertino y otros objetos y superficies. También te vamos a contar qué materiales resultan más adecuados para realizar cada una de estas tareas.

Recordá: antes de aplicar cualquiera de estos métodos de limpieza y pulido de mármol, realizá una prueba en un área poco visible. Como existe una gran variedad de productos para limpiar este material, en el caso de combinar estos métodos con un producto comercial, se aconseja leer y seguir siempre las instrucciones de la etiqueta.


Cómo limpiar mármol: cuidado de rutina

Una simple limpieza cotidiana puede garantizar que los objetos y pisos de mármol se mantengan en buen estado y, además, esto va a prevenir su rápido deterioro. Sólo tienes que seguir estos sencillos pasos:

  • Pasá un trapo suave humedecido en agua tibia por toda la superficie de mármol. Esto retirará el polvo y otros rastros de suciedad.
  • Mezclá jabón neutro líquido en un balde con agua tibia.
  • Sumergí el trapo en esta mezcla y pasalo por toda la superficie. Para limpiar los objetos de mármol, humedecé un paño suave y frotá con él la superficie. Se aconseja probar el producto antes de su empleo en un área pequeña.
  • Al cabo de unos minutos, se recomienda secar con un paño o un trapo suave, seco y limpio.

Cómo limpiar mármol travertino

El mármol travertino es un material comúnmente utilizado en pisos y muebles de baño, por lo cual es normal que presente manchas de humedad, moho y rastros de jabón derivados de su uso cotidiano.

Consejos prácticos:

  • Limpiá con frecuencia los rastros de moho, jabón y otras manchas, ya que esto evitará que se asienten y extiendan a lo largo de toda la superficie. Un cepillo de cerdas suaves humedecido en agua tibia es suficiente para quitar moho y otras manchas frescas.
  • No utilices nunca productos de limpieza para mármol blanco que contengan ingredientes blanqueadores como lavandina, ya que esto podría deteriorar el mármol travertino.
  • Ventilá el baño con regularidad.

Instrucciones:

  • Pasá un cepillo de cerdas suaves humedecido en agua tibia. Si hay rastros de moho en áreas como los rincones de la bañera, podés utilizar un cepillo de dientes de cerdas suaves.
  • Con un trapo suave, limpiá con una mezcla de agua tibia y jabón neutro. Si utlizás un limpiador comercial, te recomendamos uno en polvo fabricado específicamente para piedra como mármol o granito, ya que con esto te asegurás de no rayar  la superficie. No obstante, se recomienda probar el producto en un área poco visible siguiendo las instrucciones de la etiqueta antes de su empleo.
  • Al cabo de unos minutos, secá con un paño suave y limpio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *